“Dios nos ha regalado la vida, por lo tanto debemos cuidar tanto la nuestra como la del prójimo, lo cual nos asegurará un mejor mundo”

lunes, 24 de enero de 2011

CORAZÓN DE PAPEL

Mi carácter impulsivo, cuando era niño me hacía reventar en cólera a la menor provocación, la mayoría de las veces después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quién había dañado.
Un día mi maestro que me vio dando excusas después de una explosión de ira, me llevó al salón y me entregó una hoja de papel lisa y me dijo: "¡Estrújalo".
Asombrado obedecí e hice con él una bolita. "Ahora déjalo como estaba antes".
Por más que traté, el papel quedó lleno de pliegues y arrugas.
"El corazón de las personas", me dijo "es como ese papel...".
La impresión que en ellos dejas, será tan difícil de borrar como esas arrugas y esos pliegues.
Así aprendí a ser más comprensivo y paciente. Cuando siento ganas de estallar, recuerdo ese papel arrugado.
Alguien dijo: "Habla cuando tus palabras sean tan suaves como el silencio".
Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrojamos en la cara del otro, palabras llenas de violencia y luego cuando pensamos en ello nos arrepentimos.
Podemos pedir perdón pero no podemos volver el tiempo atrás.
Que distinto sería todo si pensáramos antes de actuar, si estuviéramos solos y todo lo que sale de nuestra boca lo recibiéramos nosotros mismos.
Debemos esforzarnos por dar lo mejor y por analizar la calidad de lo que vamos a entregar.-

Desconozco el autor.

2 comentarios:

Claudia dijo...

Hola Maria Teresa, te ha quedado muy bien los cambios en el blog.
Saludos y buena semana.

Déjame un Poema dijo...

Querida amiga en mi blog dejé algo para ti, te lo entrego con todo mi cariño
besitos para ti, que Dios te bendiga.