“Dios nos ha regalado la vida, por lo tanto debemos cuidar tanto la nuestra como la del prójimo, lo cual nos asegurará un mejor mundo”

martes, 30 de diciembre de 2014

365 cartas del Rey

El camino pasa por verdes praderas y junto a aguas de reposo, pero también a través de valles de sombra de muerte y montes inaccesibles. Pero mientras avanzamos, nada preguntamos acerca del camino, porque nos lleva a nuestro hogar, y Jesucristo camina con nosotros.
El día de hoy es un frágil puente que soporta su propia carga, pero que cederá si añadimos la carga de mañana. Cada año hay 365 cartas del Rey, cada una con su propio mensaje: “Lleva esto por mí”. ¿Qué haremos con las cartas? Abre una de ellas cada día. El sello de ayer está roto; pon esa carta reverentemente a un lado. La cruz de ayer yace en el suelo. No debes volver a cargarla. La carta de mañana está sobre la mesa; no rompas aún su sello. Porque cuando el mañana llegue, habrá junto a nosotros una figura invisible. Su mano estará sobre nuestra frente, y nos  mirará a los ojos mientras nos dice con cariñosa sonrisa: “Como tus días será tu fortaleza”. El resumen de nuestra vida será: el pasado, un registro de gratitud; el presente, un registro de servicios; el futuro, un registro de confianza.-

Extraído del libro: Manantiales en el desierto.