“Dios nos ha regalado la vida, por lo tanto debemos cuidar tanto la nuestra como la del prójimo, lo cual nos asegurará un mejor mundo”

miércoles, 2 de marzo de 2011

MIEDO


Es una perturbación angustiosa del ánimo por un peligro real o imaginario, sentimiento instintivo que hace huir o rehusar de las cosas dañinas o arriesgadas.


CAUSAS
a)    Malas experiencias en la niñez.
b)   La influencia de padres que no superaron sus miedos y los trasmiten a sus hijos.
c)    El hecho de gente que sufrió la guerra y al pasar hambre, trasmiten a los hijos el miedo a quedarse sin comida, aunque vivan en tiempos de paz y prosperidad.
d)  Miedo a las cosas desconocidas o que no tienen explicación, como puede ser:  la muerte, las experiencias espirituales y las sobrenaturales.
e)  Sentimientos de culpa, que hace huir, para evitar impulsos interiores o reacciones indebidas.
CONSECUENCIAS
a)   Enfermedades producto del exceso de adrenalina vertida a la sangre. Si bien esta sustancia nos ayuda a tener reacciones rápidas ante una situación de accidente y catástrofes, su aumento en circunstancias de fobias o temores permanentes, dañan la salud.
b)   Enfermedades mentales y problemas digestivos y nerviosos que llevan a contracturas musculares.
c)    Inhibición y aislamiento en situaciones que podían ser beneficiosas. 
RESPUESTAS
1)   Ir a la raíz del objeto o situación a la que se le tiene miedo, enfrentarla y superarla.
2)   Tratar de buscar la respuesta a lo desconocido o inexplicable. Toda persona por más valiente que sea frente a una circunstancia adversa o algo desconocido tiene miedo.
La diferencia entre un valiente y un cobarde es la actitud que toma: si huye o la enfrenta.
Una de las respuestas es enfrentar los miedos hasta vencerlos.
La Biblia dice: “Donde hay amor no hay temor. Al contrario, el verdadero amor quita el miedo” ( 1° de Juan 4:18).
En ocasiones vencemos en alguna oportunidad, pero ante la repetición de las situaciones que nos atemorizan, se baja la guardia no enfrentando los temores.
El mundo con todas sus injusticias, catástrofes, producen grandes inseguridades, Jesús dijo: “Les digo estas cosas para que estén unidos a mí y así sean felices de verdad. Pero tengan valor, yo he vencido a los poderes que gobiernan este mundo”. (Juan 16:33)
Cuando un padre envía a un niño pequeño en la noche a la puerta a tirar la basura, ese niño tiene miedo; pero la voz del padre y su mirada, hace que paso a paso cumpla con el cometido asignado. Jesús ya venció y nos envía a vencer toda circunstancia que nos produzca temor, pues su mirada y su protección está en todos los que confían en Él.-

Extraído del libro: "El arte de resolver problemas"- Autor: Alvaro de Castro

1 comentario:

Prudencio Hernández Jr dijo...

Una vez escribi una frase:
El miedo no se anima a concluir la historia y nos acecha desde donde ya no existe..
Creo que el pasado se forma con palabras mutiladas..hacen recuerdos mutilados..que la memoria transforma en miedo..
Linda entrada..que deja en la memoria buenos consejos..
Besos desde el sur